Una casa sobre ruedas. La aventura de recorrer el país sobre una casa rodante

Una casa sobre ruedas. La aventura de recorrer el país sobre una casa rodante

¿Qué tan estresante puede resultar a veces planificar un viaje a cualquier lugar de los Estados Unidos? Pues puede llegar a resultar muy demandante el pensar y gestionar cada detalle, por ejemplo: pasajes en avión, o la movilidad si el viaje es terrestre, ver lugares donde alimentarse durante el trayecto y sobretodo alojamiento. Mientras más lejano el lugar de destino y más horas demande el trayecto, mayores serán las demandas que debes cubrir para organizar tu travesía de la mejor manera. ¿Pero qué tal si el velar por la movilidad también te resuelve el asunto pendiente del hospedaje? Eso es precisamente lo que te brinda una casa rodante o como se le conoce en inglés: “” o “RV” (Vehículo recreacional) La facilidad de tener todo en un mismo lugar, tan sencillo como prender el vehículo y salir a la carretera con las comodidades, al menos algunas, de tu propio hogar.

Pero bueno, un “Motorhome” no termina de ser tan solo eso, un vehículo. Por ello, antes de que usted entusiasta amante del camino y la aventura se apresure a visitar a su concesionario de confianza en búsqueda de una buena casa rodante, primero analice algunos aspectos importantes de la misma. A continuación le brindamos algunos datos importantes, de seguro le ayudará a tener un mayor panorama con respecto a estos magníficos vehículos.

  1. Es necesario mantener siempre un gran espíritu de aventura. Es cierto, un motorhome te soluciona muchos aspectos de la travesía. Sin embargo, los viajeros deben ser conscientes de que no se trata de un servicio lujoso (A menos, desde luego, que usted cuente con suficientes ingresos como para adquirir las más lujosas y ostentosas casas rodantes del mercado) Estos vehículos, los convencionales, por lo general nunca se llegarán a equiparar a la comodidad y tranquilidad de un hogar. Pero si usted es un verdadero amante de la aventura, desde luego que sabrá sacarle el mayor provecho a las prestaciones que les brindan y su viaje será inolvidable.
  2. Para alquilar un vehículo recreacional basta con tener un registro de conducir ordinario. Los clase A son los más grandes y lujosos, tienen entre 30 y 40 pies y cuentan con todas las comodidades de un hogar. Los más pequeños son clase B y C. Los que son de clase C de 28 pies son una excelente opción, pues podrías encontrar en ellos un equilibrio justo entre la comodidad interior y el tamaño. Tradicionalmente el alquiler de estos vehículos tiene un considerable auge entre mediados de junio a agosto, sin duda una buena época para realizar un viaje y disfrutar de los bellos paisajes que nos brinda la nación.
  3. Este tipo de vehículos son espectaculares para los viajes a campo abierto, pues te permite acampar en cualquier lugar teniendo el resguardo que te brinda el motorhome, además de no tener que desempacar continuamente el equipaje. Sin embargo, para viajes en la ciudad este tipo de vehículos pueden por el contrario complicarte la vida, pues no muchas cuentan con estacionamiento específicos para estos vehículos y los existentes son muy caros. Antes de iniciar un viaje, es bueno informarse con respecto a los diversos campings para motorhomes existentes a lo largo de la nación.

¿Es usted un amante de salir de viaje por la carretera? Compártanos sus opiniones con respecto a esta clase de vehículos en la sección de comentarios a continuación.

Una casa sobre ruedas. La aventura de recorrer el país sobre una casa rodante Christian Cesar De la Cruz Gil

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 0 (0 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas