Un Día de acción de gracias con sabor latino

Un Día de acción de gracias con sabor latino

Si bien no es una celebración propia de nuestra cultura hispana, el Día de Acción de Gracias ha calado profundamente en todas aquellas personas con raíces latinas que residen en los Estados Unidos, simplemente porque es una ocasión para compartir y celebrar en familia. Y en esta celebración en la que nos reunimos para dar las gracias a Dios por la vida, por los bienes, el trabajo y por todo lo bueno recibido durante el año, el sabor latino sabe muy bien cómo hacerse sentir en las mesas de muchas familias en toda la nación.

Pero ¿Cómo se origina el Día de Acción de Gracias? Todos los años, el cuarto jueves del mes de noviembre, se celebra el “Día de Acción de Gracias” y la historia nos dice que fue George Washington, primer presidente de los Estados Unidos de América, quien proclamo la fecha como el Día Nacional de Acción de Gracias en el año de 1789. Tiempo después, Abraham Lincoln en 1863 declaró la celebración como una festividad nacional. Esta festividad tiene sus raíces históricas en las tradiciones religiosas y culturales, ha sido celebrado de una manera secular en Europa, Canadá y en los Estados Unidos de Norteamérica. Dentro del territorio norteamericano, el “Thanksgiving” o “Dando gracias” tiene como origen la celebración hecha por los primeros peregrinos europeos que llegaron a estas tierras y que sobrevivieron gracias al conocimiento, en cuanto a siembra y preservación de alimentos, compartido por los indios nativos americanos.

En la noche de la celebración existen muchas tradiciones, dentro de ellas sin duda la cena es la principal. El pavo y la calabaza son los ingredientes que han gobernado como tradición la cena desde sus inicios, sin embargo el sabor latino ha añadido muchos elementos, igual de deliciosos, propios de nuestra cultura; Así tenemos que poco a poco se han sabido ganar su lugar platillos o acompañantes como unos deliciosos tamalitos, frejoles, arepas, especias como ají y frutas tropicales.

Una celebración nueva (para nosotros, los de origen latino) pero que sin embargo disfrutamos porque nos remite a aquello que es verdaderamente importante, como lo es la unión familiar y el vivir agradecido por lo poco o mucho que disfrutamos en vida. El Día de Acción de Gracias, sin embargo, no es ajeno a ciertos hechos anecdóticos que quizá no sabía. Aquí les compartiremos algunos de ellos para que usted tenga un tema interesante que compartir durante la cena.

  1. Benjamín Franklin quería que el pavo fuese el ave nacional de los Estados Unidos
  2. En los Estados Unidos, cerca de 280 millones de pavos se venden para las celebraciones de acción de gracias.
  3. Cada año, el estadounidense promedio come en algún lugar de la nación entre 16 a 18 libras de pavo.
  4. Los californianos son los más grandes consumidores de pavo en los Estados Unidos.
  5. El peso promedio de un pavo comprado para las celebraciones de acción de gracias es 15 libras.
  6. El pavo más grande que ha sido pesado fue de 86 libras, aproximadamente del tamaño de un perro grande.

¿Ya tienen todo listo para la cena de acción de gracias? No dude en compartirnos sus experiencias a través de la sección de comentarios a continuación.

Un Día de acción de gracias con sabor latino Christian Cesar De la Cruz Gil

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 0 (0 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas