¿Qué tan imprudentes podemos llegar a ser nosotros, los pasajeros?

¿Qué tan imprudentes podemos llegar a ser nosotros, los pasajeros?

Hemos hablado muchas veces de los riesgos que conlleva practicar una conducción distraída mientras uno se encuentra tras el volante, y en otras tantas le hemos dedicado un espacio para mencionar a los distractores. Sabemos por ejemplo que hablar por teléfono, revisar las redes sociales o enviar mensajes de texto mientras se conduce es una práctica de sumo riesgo para todos dentro y fuera del vehículo, e inclusive está penado por la ley en muchos estados actualmente. Sin embargo, muchas veces no nos detenemos a analizar en detalle el papel que juega uno, o unos, de los distractores más habituales para un conductor: “Los pasajeros”.

En efecto, y no, no mire hacia otro lado o piense que es una equivocación, somos los pasajeros los que muchas veces ponemos en riesgo al conductor, a nosotros mismos y a las personas en la carretera, no manteniendo una actitud adecuada y segura dentro del vehículo en marcha. Somos seres humanos, y como tales en la mayoría de las ocasiones las emociones nos controlan y olvidamos que nos encontramos en una situación en la cual la seguridad y la precaución deberían primar sobre cualquier otra cosa. Las estadísticas son muy claras, las cifras de accidentes debido a la conducción distraída son realmente alarmantes, e incluso las leyes en muchos estados no permiten que los conductores adolescentes conduzcan acompañados por un grupo de amigos de edades similares ¿la razón? muy simple, la distracción que se forma en relación al grupo, hace que el conductor pierda la concentración en la carretera. Valga en verdades, la misma lógica se aplica no solo a los adolescentes.

Piénselo por un instante, y recuerde alguna de estas circunstancias muy habituales. Su pareja está conduciendo su vehículo y usted se encuentra al lado suyo, de pronto viene a su mente un tema que quiso discutir anteriormente y se lo increpa. Alterado(a) quizá por la naturaleza de la conversación, su voz se eleva, e inevitablemente el tono de la voz de su pareja, el conductor(a) se eleva junto a la suya, los ánimos se encienden y la conversación deviene en una acalorada discusión. La mente de la persona en el volante dejó de concentrarse en la carretera para nublarse en pensamientos ajenos, distantes, como en recordar los episodios mencionados y en las respuestas posibles. ¿Un escenario bastante común no es así? Y no mencionemos los viajes al lado de niños pequeños o mascotas, el conductor está expuesto a muchas distracciones cuando conduce. Según la Fundación AAA por la Seguridad de Tránsito en los Estados Unidos, los pasajeros son catalogados por los conductores como las causas más frecuentes de distracción.

¿Qué podemos hacer entonces los pasajeros para ayudar con la seguridad vial, y la tranquilidad del conductor, mientras viajamos en un vehículo? Pues a continuación les compartimos algunas recomendaciones que bien haría en considerar para hacer de sus viajes al lado del conductor, más seguros para todos:

  • Use el cinturón de seguridad. Si usted está sentado en el asiento delantero o en el asiento trasero, siempre debe usar el cinturón.
  • No distraiga al conductor directamente. Ya sea tocándolo, hablándole de banalidades, iniciando una charla que podría devenir en una discusión, escuchando música demasiado fuerte, o señalando las cosas que a usted le puedan llamar la atención en la carretera.
  • Si usted ve algo realmente importante y que, por la seguridad de todos, el conductor precisa saberlo, no dude en mencionárselo.
  • No le diga al conductor cual es la mejor ruta o la mejor manera de conducir el vehículo. Además de ser irritante, resulta ser una fuerte distracción.
  • No incitar al conductor a realizar acciones arriesgadas, como iniciar una carrera con otro auto o animarlo (o retarlo) a conducir demasiado rápido. Por el contrario, como pasajeros es nuestro deber ser la voz que llame a la prudencia dentro del vehículo.

¿Cuál es su comportamiento cuando a usted le toca viajar como pasajero? No dude en compartirnos sus opiniones en la sección de comentarios a continuación.

¿Qué tan imprudentes podemos llegar a ser nosotros, los pasajeros? segurossb

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 0 (0 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas