Pasajero a bordo ¿Riesgo inminente?

Pasajero a bordo ¿Riesgo inminente?

Mucho se ha hablado con respecto a los riesgos que significa el uso de aparatos tecnológicos mientras se conduce un vehículo y lo que la conducción distraída afecta a la seguridad vial. Sin embargo, algunos desconocen que existe un factor de distracción tan antiguo como el origen de la conducción automotriz y tan riesgoso como los aparatos más recientes y modernos. Desde luego, nos referimos a los pasajeros.

¿Cómo es que los pasajeros pueden significarnos un riesgo? No es que las personas signifiquen un riesgo en sí, sino más bien las actitudes y hábitos que tenemos los conductores y pasajeros cuando viajamos en un vehículo. Muchos de nosotros asumimos comportamientos de riesgo casi de manera involuntaria, sin tener consciencia real de lo que nuestras acciones podrían ocasionar. ¿Te has preguntado cuanto tiempo uno se encuentra expuesto al peligro diariamente? Algunos datos interesantes de la AAA Foundation for Traffic Safety (organización no lucrativa que se especializa en el estudio de las causas de accidentalidad en las carreteras y de la educación en la prevención de accidentes de trànsito) nos brindan algunas luces al respecto. Según esta organización, el estadounidense pasa alrededor de 1 hora y 15 minutos diariamente conduciendo (en promedio) Lamentablemente, añaden, durante este lapso de tiempo las personas tienden a realizar otras tareas, o a pensar en la realización de otras tareas diarias (La cena, los hijos, el trabajo, etc.)

El descuido del conductor, también conocido como “Conducción distraída”, es un factor significativo en más de un millón de choques al año en América del Norte. La AAA ya considera a la conducción como una actividad “multitarea”, en la cual la mente y el cuerpo del conductor se involucran en más de una actividad a la vez (conducir una maquinaria pesada, tomar decisiones acerca de caminos que continuamente van cambiando, calcular velocidades y distancias, prestar atención a otros conductores y peatones, etc.) Con lo cual, incrementar dicho proceso de actividad y concentración con más acciones o decisiones se torna riesgoso para el conductor, los pasajeros y todos en el camino.

¿Cómo es que nos involucramos de manera riesgosa con uno de nuestros pasajeros? Según los especialistas existen 3 tipos de distracciones: Visuales, manuales y cognitivas. Y es en todas estas ocasiones en donde un pasajero puede distraer al conductor. Imagina los siguientes escenarios, quizá en una reciente conversación mientras estabas conduciendo tu vehículo: Tus hijos jugando y causando alboroto en el asiento trasero (Tu vista constantemente dirigiéndose a ellos a través del espejo retrovisor o, lo que es peor, girando la cabeza por pocos segundos) Quizás discutiendo acaloradamente con su pasajero, o quizá bromeando acerca de un tema de mutuo interés (Tu mente se distrae y se involucra en lo narrado, tus manos pueden hacer aspavientos o gestos mientras narras lo sucedido) Basta una pequeña distracción para ocasionar un desastre, unos pocos segundos en que tu vista no presta atención a la carretera y tu mente se distraiga serán suficientes para no poder evitar una posible colisión o reaccionar a tiempo frente a una emergencia.

¿Qué podemos hacer al respecto? Nuestra naturaleza es sociable y siempre existirá la tendencia al dialogo. Sin embargo, podemos implementar medidas de seguridad y poco a poco acostumbrarnos a respetar los momentos de conducción. Aquí algunas sugerencias al respecto:

  • Si tienes hijos pequeños, habla con paciencia, amabilidad y firmeza acerca de los peligros que conlleva el distraerse cuando uno está conduciendo un vehículo. Hazlos parte de la experiencia de conducir, en donde su participación será mantener a todos seguros, colaborando con evitar distraer a papá o mamá cuando ellos conducen.
  • Si viajas con tu pareja o amistades y de pronto surge un tema de vital importancia, lo mejor es buscar un lugar seguro en donde detener el vehículo para terminar la charla, luego de ello proseguir el viaje.
  • Si viajas con niños pequeños y ellos entran en crisis, de igual manera, busca un lugar seguro en donde estacionarse para poder calmarlos y tranquilizarlos. Un niño alterado durante el viaje siempre será un motivo de distracción para los padres.
  • Evita las discusiones que pueden alterar tu estado de ánimo. A veces es difícil evitarlas, pero debes empezar a respetar el tiempo que te brinda a la conducción. Una discusión distrae y altera tus emociones lo cual dificultará todo tu trayecto.

Se responsable mientras conduces, evita las distracciones o distraer al conductor si eres el pasajero. Y para un viaje más seguro, no dudes en consultar a los especialistas en seguro de autos de Seguros sin Barreras. ¿Sabes cuánto podrías estar ahorrando ahora mismo? ¡No lo dudes! e ingresa AQUÍ para mayor información.

Pasajero a bordo ¿Riesgo inminente? Christian Cesar De la Cruz Gil

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 0 (0 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas