La importancia de cuidar el tablero de tu automóvil

La importancia de cuidar el tablero de tu automóvil

El automóvil, como toda maquinaria, necesita una serie de operaciones de mantenimiento para su correcto funcionamiento. Tener y mantener el vehículo de manera óptima resulta crucial por dos razones fundamentales: Alargar su vida útil y por cuestiones de seguridad.

El mantenimiento de un vehículo se convierte en la principal tarea de un usuario, de eso depende que la vida útil se alargue y no tenga problemas en los recorridos que hace diariamente. Si bien es cierto, los principales componentes del vehículo, a los que por lo general solemos prestarle mayor atención en cuestiones de cuidado y mantenimiento, están referidos a la mecánica y al chasis (o la apariencia exterior del vehículo) el interior del vehículo no debería dejarse de lado cuando se piensa en el cuidado del buen estado de nuestros automóviles, y el tablero es quizá el elemento principal, por su funcionalidad, dentro de los componentes que conforman el interior de tu vehículo.

El tablero es casi un asistente personal, puesto que este instrumento nos permite visualizar y llevar un oportuno control de los indicadores de funcionamiento del automóvil, nos advierte si existe alguna avería o anomalía con nuestro motor o si nos hemos quedado sin gasolina, regula la temperatura al interior del carro y, además, constituye gran parte del atractivo al interior de un vehículo.

Debes tener en cuenta que los tableros son elaborados de diversos materiales, los mismos que sufren las inclemencias del polvo y los rayos del sol que, independientemente del material en el que hayan sido elaborados los tableros, siempre representarán un potencial daño si es que no se tienen los cuidados pertinentes. A continuación te brindamos algunas recomendaciones sugeridas por el portal especializado en vehículos “Autobild” para que cuides y le brindes tú mismo un mantenimiento preventivo a esta importante pieza de tu vehículo.

  1. Deshazte del polvo. Lo primero es limpiar la superficie del tablero con una esponja o gamuza ligeramente húmeda para eliminar el polvo acumulado. Si no lo limpias con cierta regularidad, la humedad y la suciedad podrían generar manchas en la superficie que, con el tiempo, se vuelven difíciles de eliminar.
  2. Practique una limpieza profunda. Si encuentras la superficie ligeramente pegajosa, usa un poco de agua tibia con jabón. Puedes apoyarte con un cepillo pequeño para tallar las manchas. Retira las manchas nuevamente con el paño húmedo. No uses detergentes fuertes, ni cloro ni otro tipo de productos como solventes, ya que podrían cambiar el tono del tablero, erosionar la superficie y ocasionar manchas imposibles de quitar.
  3. Cuida todos los detalles de tu tablero. Empapa un hisopo con agua y úsalo para llegar a los espacios estrechos de difícil acceso, como por ejemplo, las rejillas del aire. Puedes usar un cepillo de dientes para hacer hincapié en áreas más sucias o en lugares donde sea difícil limpiar con el paño o el hisopo.
  4. Usa la cantidad justa y necesaria de agua. Cuida de no usar mucha agua para eliminar el polvo ya que ésta podría humedecer partes sensibles del tablero como los cristales de los indicadores de control y ocasionar posteriores empañamientos, también podrían dañarse otros botones del estéreo o funciones eléctricas dentro del tablero.
  5. Usa líquidos apropiados para cuidar la superficie. Una vez eliminado cualquier residuo, aplica un líquido limpiador con protección para los rayos solares. Puedes adquirirlo en una tienda especializada de autos. Se recomienda que lo rocíes directamente sobre el tablero o consola y no en el paño, ya que éste absorberá parte de sus agentes protectores y de limpieza.
  6. Protege tu tablero del sol. El líquido limpiador especializado para este fin es vital, pues el filtro UV ayuda a prevenir el envejecimiento temprano del material por efecto de los rayos solares, además le dará una doble protección y humectación al tablero, sea éste de cualquier tipo de material.
  7. Acabado perfecto. Luego de haber limpiado con el líquido, repasa toda la zona con el paño y frota vigorosamente para darle un efecto brillante. Existen algunos productos en el mercado que aumentan el brillo de las superficies, sin embargo, se recomienda no usar gran cantidad en la superficie del tablero, ya que al reflejarse la luz se puede obstaculizar la visión a través del parabrisas.
  8. Toma precauciones. No utilices ningún producto “autobrillante” o que contenga aceites en el volante, ya que lo vuelven resbaloso y puedes llegar a perder el control de tu vehículo. Limpia esta parte sólo con un paño húmedo y después, sécalo perfectamente.
La importancia de cuidar el tablero de tu automóvil Christian Cesar De la Cruz Gil

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 4.4 (5 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 3,00 out of 5)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas