La baja presión de los neumáticos, un riesgo que usted debe evitar

La baja presión de los neumáticos, un riesgo que usted debe evitar

Sin duda son uno de los elementos fundamentales de un vehículo.  De su adecuado funcionamiento depende la seguridad de los pasajeros y transeúntes, pero que, sin embargo, obviamos muchas veces en tomar en cuenta. Piénselo, el día de hoy antes de salir rumbo a su escuela o trabajo ¿Se tomó el tiempo en revisar detenidamente el estado de sus neumáticos? ¿O solo lo dio por descontado y encendió el motor rumbo a su destino?

La falla del funcionamiento del neumático de un vehículo en marcha constituye una de las causas de accidentes más habituales en las autopistas en todo el mundo. La consecuencia directa de la escasa presión de los neumáticos es el calentamiento de los mismos, sobre todo cuando se incrementa la velocidad de circulación. Para reconocidas empresas de fabricación de neumáticos como Michelin, la baja presión de los neumáticos “supone un peligro para la seguridad vial, debido a que con una presión baja se incrementa la distancia de frenado, tanto en seco como en mojado, aumentando el riesgo para el conductor, para sus acompañantes y para el resto de usuarios de la vía”. Entonces, viéndolo de esta manera, el tiempo que pudiese perder cada mañana para asegurarse del adecuado estado de sus neumáticos ya no parece ser demasiado como para no hacerlo ¿Verdad?

Usted debe saber que la produce:

  • Aumento en el consumo de combustible
  • Sobrecalentamiento del neumático
  • Pérdida de kilometraje
  • Fatiga prematura en la estructura

La baja presión desgasta la banda de rodamiento de manera no adecuada y normal, porque solamente se apoyan los bordes sobre el suelo y no en su totalidad. Además, el neumático se flexiona más y como consecuencia se calienta en exceso. Usted debe recordar algo importante, el calor es el peor enemigo de los neumáticos. Cuando el neumático trabaja con la presión y carga recomendadas, presenta un máximo de superficie de apoyo y se reduce el calentamiento.

Su vida y la de los demás estará en riesgo si es que usted no se toma el tiempo de revisar el estado de sus neumáticos, debe fijarse siempre y antes de encender su automóvil que sus llantas no presenten una presión por debajo de lo recomendada. Pero ¿Cómo podré saber la presión correcta para mis neumáticos? Muy sencillo, no se complique y siempre utilice la presión de inflado recomendada por el fabricante del vehículo. Esta información la puede encontrar en:

  • En el manual del usuario correspondiente a su vehículo
  • Adherida en el lateral de la puerta
  • En el compartimiento del motor
  • En el interior de la guantera

Tenga en cuenta que la presión puede ser distinta para el eje delantero y trasero, y puede variar según el tipo de carga de operación. Consulte el manual de su vehículo.

Viajar seguro le tomará pocos minutos, su tranquilidad y la de su familia bien lo vale. ¿Ha tenido usted alguna vez algún inconveniente debido a fallas de los neumáticos en alguna ocasión? Siéntase libre de compartir sus experiencias en la sección de comentarios a continuación.

La baja presión de los neumáticos, un riesgo que usted debe evitar Christian Cesar De la Cruz Gil

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 0 (0 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas