El futuro de la industria automotriz apuesta por los materiales ligeros

El futuro de la industria automotriz apuesta por los materiales ligeros

La industria automotriz no se detiene, en su constante búsqueda por la innovación y para atraer a un público que en los últimos años se le ha visto esquivo, apuesta de cara al futuro por materiales que destacan por su ligereza. Así, techos de fibra de carbono, parabrisas de plásticos o parachoques de espuma de aluminio podrían ser parte del auto que quizás compres en un futuro no tan lejano. Aunque los vehículos híbridos y eléctricos acaparan la atención durante los últimos años con respecto a la innovación y al cuidado del medio ambiente, algunos entendidos señalan que el verdadero salto de innovación en el rendimiento de combustible está en el uso de materiales más ligeros.

Los grandes fabricantes de vehículos han experimentado desde hace ya algunas décadas con el uso de materiales más livianos, pero el tema ha cobrado mayor importancia con la adopción de nuevas y estrictas normas que buscan exigir un rendimiento de combustible de los vehículos en los Estados Unidos. Para cumplir las metas del gobierno de duplicar el rendimiento de combustible promedio a 19,1 km por litro para el 2015, los autos necesitan perder algunos kilos.

Sin embargo la utilización de materiales más livianos no mella la seguridad de los vehículos. La utilización de los nuevos materiales ya ha empezado a destacarse en las pruebas de impacto del gobierno. Cerca de 30% de los nuevos vehículos ya tienen techo de aluminio, que absorben la misma cantidad de energía que el acero en un choque.

Quien salió a la palestra para demostrar los avances en el desarrollo de los vehículos con estos nuevos materiales fue Ford quien ofreció hace poco un vistazo al futuro de su línea de automóviles con un ligero, el modelo Fusion, el cual posee rines de fibra de carbono, discos de aluminio, parabrisas de plástico y techo de aluminio, pesa un 25% menos que un modelo convencional y desde ya promete un significativo ahorro de gasolina. El prototipo, desarrollado con el Departamento de Energía de Estados Unidos, es unos 360 kilos más ligero que un Fusion regular, gracias a decenas de modificaciones en partes y materiales.

Como es más ligero, el prototipo puede usar el mismo motor pequeño que se emplea en el subcompacto Fiesta, que tiene un rendimiento nominal de 19 kilómetros por litro en carretera. Este motor tiene una economía de combustible de hasta 45 millas por galón, lo que lo haría muy atractivo para los consumidores que compran subcompactos, pero quieren la comodidad del sedán.

Un portavoz de Ford dijo en un comunicado, que la automotriz espera aplicar su investigación de materiales ligeros a través de su línea de productos en los futuros modelos de gran volumen. “Estas son tecnologías que irán impregnando los vehículos en los próximos tres o cinco años”, dijo Matt Zaluzec, líder técnico de Ford para investigación de materiales y manufactura.

Se calcula que si se eliminan 50 kilos a cada uno de los 1.000 millones de autos que hay en el mundo se podrían ahorrar 40.000 millones de dólares en combustible cada año.

El futuro de la industria automotriz apuesta por los materiales ligeros Christian Cesar De la Cruz Gil

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 0 (0 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas