Conductores adolescentes ¿Cómo disminuir los riesgos de accidentes?

Conductores adolescentes ¿Cómo disminuir los riesgos de accidentes?

Obtener la licencia de conducir es un acontecimiento muy importante para todas las personas en los Estados Unidos. Una licencia de conducir, además de ser un documento de identificación válido, te brinda el privilegio de poder subir a tu auto, salir a la carretera y conducir tu vehículo libremente por toda la nación (Siempre y cuando cumplas con otras obligaciones legales, como tener un seguro de auto, por ejemplo.) En los Estados Unidos, las personas pueden obtener la licencia desde temprana edad ¿Están los adolescentes lo suficientemente preparados para asumir esta responsabilidad?

Lamentablemente las cifras no se muestran tan favorables para los conductores adolescentes. Según el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS por sus siglas en inglés) Por cada milla recorrida, un conductor adolescente tiene mayores probabilidades de estar involucrado en un accidente que un conductor de otro grupo de edad, con excepción de los conductores de edad muy avanzada. Estas cifras ubican a los conductores adolescentes en la categoría de “alto riesgo”, es por ello que la mayoría de compañías de seguros de auto les otorgan las tarifas más elevadas a su póliza de seguro.

Pero lejos de los costos por la aseguranza del auto, está el temor que muchos padres o hermanos mayores sentimos cuando el conductor adolescente de la casa obtiene su licencia. Admitámoslo, una mezcla de alegría y preocupación. El IIHS determina los siguientes factores como los más determinantes para producir un accidente vehicular en el cual está involucrado un conductor adolescente:

  • Error del conductor. La falta de experiencia frente al volante muchas veces juega en contra de los conductores, siendo este factor uno de las principales causales de accidentes vehiculares.
  • Alta velocidad. La imprudencia, propia de la edad, hace que muchos de ellos no sean responsables y prudentes a la hora de pisar el acelerador.
  • Colisiones de un solo vehículo. Nuevamente, la falta de experiencia hace que muchos de los accidentes se deban a la falta de control del vehículo y a impactos con otros elementos propios de las carreteras.
  • Pasajeros. Un factor importante es también la distracción al volante, y para los conductores adolescentes en especial (sociables y propensos a la algarabía descontrolada cuando están en grupo) este factor se vuelve muy recurrente.
  • Alcohol. Si bien los adolescentes tienen menos probabilidades de conducir luego de beber alcohol, sin embargo, cuando lo hacen las probabilidades de ocasionar un accidente son muy altas.
  • Conducción nocturna. Según la data estadística, por cada milla recorrida, la tasa de colisiones fatales de conductores adolescentes hasta los 19 años de edad es cuatro veces mayor durante la noche que durante las horas del día.
  • Poco uso del cinturón de seguridad. La mayoría de pérdidas a causa de accidentes tuvieron como factor importante el no haber usado el cinturón de seguridad.

¿Cómo podemos ayudar a los adolescentes a evitar este tipo de accidentes?

Debemos tener en cuenta que muchos de estos accidentes podrían evitarse si orientamos de manera correcta a los conductores adolescentes de nuestros hogares. Podemos empezar implementando las siguientes prácticas recomendadas por el IIHS.

  • No confíe exclusivamente en la educación vial. La educación impartida en las escuelas y otras instituciones es importante, pero mucho más lo son los consejos y recomendaciones de los padres o hermanos mayores. Los conductores con mayor experiencia dentro del hogar deben orientar y transmitir sus habilidades al nuevo conductor para empezar a formar el hábito de la seguridad frente al volante.
  • Conozca la ley. Los conductores con mayor experiencia deben preocuparse en conocer las leyes de tránsito que rigen en el estado de origen. Así se puede orientar con mayor eficacia e implementar reglas y condiciones más estrictas.
  • Imponer límites a la conducción nocturna. Las altas tasas de accidentes durante la noche por parte de los conductores adolescentes deben ser un llamado a la consciencia a los padres o responsables dentro del hogar. Establecer límites y responsabilidades más estrictas, involucrarse más en las actividades del conductor adolescente y velar por su seguridad sin invadir su vida privada, se hacen acciones cada vez más necesarias.
  • Imponer límites a la cantidad de pasajeros. De la misma manera, converse con el adolescente y explíquele la importancia de la conducción segura, evitar las distracciones cuando se conduce y de cómo la compañía de los amigos de la misma edad, cuando son numerosos, logran ser un terrible distractor para el conductor.

Un conductor adolescente es un conductor en vías de aprendizaje, está en nuestras manos el compartir todo el conocimiento adquirido para asegurar la seguridad y bienestar de los nuevos conductores en nuestros hogares. Y si buscas seguridad y a un precio realmente bajo ¡No lo pienses más! Cotiza hoy mismo un seguro de auto con Seguros sin Barreras. Ingresa AQUÍ y obtén tu cotización completamente gratis.

Conductores adolescentes ¿Cómo disminuir los riesgos de accidentes? Christian Cesar De la Cruz Gil

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE ARTÍCULO?

Bueno

Summary:

5

Valoración del usuario: 0 (0 Votos)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas